elaboracion

Elaboración

Este proceso comienza con la selección de la fruta de buena calidad en su momento justo de madurez. La elaboración se hace con fruta fresca de temporada; no con preparados que necesitan luego colores y sabores. Esto no es un detalle sin importancia.

Tras un lavado y deshuesado (en su caso) se empieza la cocción a bajas temperaturas para conseguir que las propiedades organolépticas se mantengan en la mermelada.

El proceso de elaboración está pensado para que las propiedades de la mermelada sean prácticamente las mismas que las de la fruta fresca.

Se intenta en todo momento que el coste productivo sea el mínimo con la compra de las materias de la zona y tener un impacto bajo sobre el medio ambiente. En este punto ponemos un especial énfasis.

Cuando el producto está terminado, se envasa y etiqueta para poder llevarlo hasta usted.

Una mermelada natural que no deja indiferente a nadie.